Cuando tengas ulcera bucal, caspa y también hongos en la piel, solo tienes que aplicar este único ingrediente

Consejos 424 Visitas

Sabías que el yogur natural es un alimento que tiene una gran fama desde hace muchos años. Sin embargo, su popularidad aumentó cuando se supo que posee una alta concentración de cultivos vivos. Dichas bacterias saludables repueblan la flora microbiana intestinal.

Al mismo tiempo, cuando consumimos yogur, reforzamos la salud inmunitaria para prevenir infecciones y enfermedades. Lo mejor de todo es que lo podemos utilizar para preparar diversos platos de gran sabor.

Lo que pocos saben es que tiene varios usos en el mundo de la medicina natural. El día de hoy te estaremos hablando de 6 usos alternativos que le puedes dar al yogur. De esa manera podrás aprovecharlo al máximo.

Calmar las quemaduras

El yogur es rico en ácido láctico, que ayuda a regular el pH de la piel y acelera su proceso de regeneración. Por tal razón, es muy bueno para ayudar a tu piel a recuperarse de una quemadura sencilla.

Lo que debes hacer es poner a enfriar un poco de yogur en la nevera y aplicarlo en la zona afectada con suaves masajes. Ahora, dejarás que absorba sus nutrientes durante 15 minutos, para luego retirarlo con suavidad con un paño húmedo. Este proceso lo repetirás 2 veces al día hasta curar la piel por completo.

Hongo en las uñas

Los cultivos vivos del yogur natural combaten las infecciones de hongos en las uñas. Sus propiedades antifúngicas ayudan a detener el crecimiento de dichos microorganismos. Como resultado, se reduce a presencia de hongos y el color amarillento en las uñas disminuye.

Para usarlo con este propósito, aplica una pequeña cantidad de yogur en tu uña afectada y masajéala hasta que absorba el producto. Después, la dejarás actuar por 30 minutos y enjuagarás tu uña con agua tibia. Este proceso lo repetirás 2 veces al día durante 3 semanas por lo menos.

Combate la caspa.

El yogur tiene efectos antifúngicos, que son muy buenos para combatir la caspa y los hongos del cuero cabelludo. Puesto que regula su pH, disminuye la resequedad y la producción del sebo excesivo.

Esto pone a brincar a cualquiera, endurece los huesos y articulaciones acabando con el dolor
Para aprovecharlo con este objetivo, debemos humedecer el cabello, separarlo en varios mechones y aplicar yogur en todo el pelo. Luego, lo dejaremos actuar por 30 minutos y lo enjuagarás con abundante agua. este proceso lo deberás repetir 3 veces por semana hasta notar mejoría.

Ulceras bucales

Recuerda que el yogur tiene bacterias saludables beneficiosas para la salud. dichas bacterias combatirán las infecciones que producen las ulceras bucales. Cuando lo aplicamos en ellas, se regula el pH de la piel que favorece la pronta recuperación de las heridas.

Para ello, solo deberás frotar un poco de yogur frio en tus llagas bucales. Lo dejarás actuar sin enjuagar tu boca. Este proceso lo repetirás 2 o 3 veces al día hasta que las llagas hayan desaparecido.

Blanquear los dientes

Si bien es cierto que el uso de yogur sobre los dientes no dará resultados de blanqueamiento profesional, puede disminuir las molestas manchas amarillentas que aparecen por los residuos de comida. Su uso nos ayuda a remover la placa que daña el esmalte de los dientes y reduce el riesgo de infecciones.

Para aprovecharlo, debes echar un poco de yogur natural sobre su cepillo de dientes y cepillarte durante unos minutos. Lo debes dejar actuar sin enjuagarte la boca y repetirás el proceso 2 veces al día hasta notar mejoría. Debes tener presente que este procedimiento no sustituye el cepillado habitual. Se recomienda su uso después del enjuague bucal.

Remedio para el acné

Los compuestos ácidos del yogur ayudan a frenar la producción de grasa en la piel del rostro. Gracias a eso, se puede disminuir la aparición de granos y del acné. Además, su efecto exfoliante elimina las impurezas del rostro.

Para ello, debemos extender una mascarilla de yogur por todo el rostro o en la zona afectada. La dejaremos actuar durante 30 minutos y, cuando se haya secado, la retiraremos con abundante agua tibia. Este proceso lo repetiremos 3 o 4 veces por semana hasta notar mejorías.

Si te pareció interesante esta información compártela con tus amigos y familiares en tus redes sociales. Déjanos tus preguntas, sugerencias y comentarios en nuestra página de Facebook… Gracias por visitarnos.

Compartir

Comentarios